Cocodrilo Rockers: Historias de Amor, Odio y Rock and Roll

Por Pamela Gaete

Hace mucho, mucho tiempo, en una galaxia ni tan lejana, conocí­ a una banda.-  Bueno, he conocido varias bandas, ésta en particular se llamaba Antileyes.-  En esa época, yo trabajaba con Los Miserables y a ellos, que estaban partiendo, pero que iban por el mismo estilo musical,-  empezamos a topárnoslos regularmente en diferentes tocatas.-  Uno de los Antileyes tení­a un transporte escolar, con lo que se transformaba en el “transportador”oficial al término de cada evento.-  Pero lo que más llamaba la atención de Antileyes en esa época era que se notaba que lo pasaban bien tocando, además de tener un vocalista con un tipo de registro vocal que cualquier banda punk se querrí­a: lo suficientemente parecido a una banda vasca, como para sonar bien punky, pero al mismo tiempo reconocible y particular.-  Antileyes grabó un disco en Alerta Diskos, etiqueta de Alerce,-  y luego de algunas diferencias continuó, pero ya- no con los integrantes-  que le conocí­. (incluidos entre ellos, Daniel “piojo”, el vocalista de la época). – Hasta el dí­a de hoy, de vez en cuando, vuelvo a algunos de esos temas, simples, rockeros, pero que son parte de un buen primer disco. (Abre tu mente, 2000, Alerta Diskos).

Pasaron varios años, hasta que un dí­a tocaron la puerta de mi casa en fin de semana.-  Al abrir, eran parte de los ex Antileyes, Daniel y Gabriel, quienes vení­an a mostrarnos lo que estaban haciendo en ese momento: una banda nueva, llamada Ni Mal ni Bien.

Ni mal ni Bien claramente seguí­a en la senda de Antileyes, pero más que por la música en sí­ mismo o por el registro vocal de Daniel, era porque al escucharlo te dabas cuenta que las canciones estaban hechas por las ganas de hacerlas, porque hacer música puede ser parte de la vida de uno, sin tener que buscar fórmulas, sino por las simples ganas de cantar y tocar.-  Ni mal ni Bien grabó un cassette para Alerta Diskos, pues siendo ya año 2004, las posibilidades en ese momento de poder invertir directamente en apuestas nuevas, para sacarlas en cd implicaba una gran inversión.-  El disco se lanzó, se hizo un video, pero ya luego no supe mucho más de la banda. (“Dónde están los rockers”, “Ni mal ni Bien, pero igual sonamo”, 2004, Alerta Diskos).

Nuevamente, se cierra y abre la cortina, pasan años y por la conectividad actual de Internet, uno se va enterando de los proyectos de gente que a lo mejor ha dejado de ver. Así­ por el facebook conozco a Cocodrilo Rockers.

Cocodrilo Rockers es una banda conformada por Vania Cash (voz), Johnny Patraña (baterí­a), Markoni (bajo) y por Daniel “el piojo”(guitarra-voz). Ahora conectados a través de la red me llega la grabación de su demo, llamado Amor, Odio & Rock and Roll.

El demo está muy bien.-  A pesar de los obvios pocos recursos para poder sacar un trabajo fonográfico, la carátula está en tonos blancos, grises, con un logo en verde y rojo, buena foto de la banda y con un cocodrilo de jopo y chaqueta rockera que me queda claro es la mascota del grupo.-  El diseño incluye los nombres de los cinco temas que trae, los créditos de grabación, contacto, integrantes y una pequeña declaración de principios, lo que se agradece cuando se ha visto tanto grupo que siente que tiene que mandarle saludos a “todos los que me conocen”.-  “Rockanroliamos y criticamos todo lo que nos está pasando”, dice la nota que nos comparte la banda y me acuerdo de esa escena de esa pelí­cula nerd, pero divertida, “Escuela de Rock”en la que el Profesor S les dice a sus alumnos que el rock es sobre estar enojado.-  Efectivamente, es sobre estar enojado y sobre pasarlo bien diciéndolo.

Los temas del demo son temas rockanroleros, bien construidos, sin pretenciones innecesarias.-  La voz de Daniel y de Vania- se complementan- perfectamente tanto juntas como por separado.-  “Anoréxica”, una sátira sobre las aspiraciones que según la publicidad debe tener toda mujer.-  “Quiero y necesito una roca”, “En el computador”nos devuelven al formato más básico del rock and roll, que en vivo nos harí­an salir a bailar (en mi caso, con un trago de por medio).-  “Cocodrilo Rockers”es el tema homónimo que toda banda debe tener, que cierra el cí­rculo de pertenencia, que le deja claro a la audiencia qué es lo que están escuchando.-  De igual forma, en este tema me voy a detener: es la canción más larga del demo, funciona hasta el minuto treinta, pero luego, sigue con el mismo fraseo en un punteo que se hace un poco largo y en una parte de la letra que se pierde del ritmo original.-  Yo le darí­a otra vuelta a la forma de resolver la segunda mitad de la canción.-  Finalmente, “El Kombate del Rock”, tema cortito (1 minuto 38) pero preciso, definitivamente el mejor tema del demo.

Los caminos del señor son misteriosos, dicen los católicos.-  Los caminos del rock son aún peores, intrincados, difí­ciles.-  Sin embargo, me alegra estar hoy escribiendo sobre Cocodrilo Rockers, creo que serán un aporte a la escena local, trayendo frescura a la música que en algunos casos trata actualmente de adornarse cada vez más con rimbombantes sonidos latinoamericanos, cuando a veces la respuesta está ahí­ mismo a la mano: simplemente tomar una guitarra y ponerse a cantar.-  Y más me alegra saber que no somos los únicos locos pegados con la música, sino que hay otras personas en esta ciudad, que seguirán haciendo proyectos, por el simple hecho de hacerlos y disfrutarlos.-  Cocodrilo Rockers, Amor, Odio & Rock and Roll. -¿Algo más?

3 thoughts on “Cocodrilo Rockers: Historias de Amor, Odio y Rock and Roll

  1. y cual es el problema con la musica latinoamericana ,es cierto si ,que se ja explotado demasiado cayendo en algo demasiado homogeneo ,y todas las bandas suenan muy parecido, siendo todas mas de lo mismo ,los recursos pueden ser muchos pero originalidad y frescura de la musica se da en cualquier parte y lugar ,es un femomeno que luego todos kieren imitarlo …..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *