Biografí­a Sol y Medianoche

El grupo musical “Sol y Medianoche”, surge en 1982, de la fusión entre una banda de Rock Sinfónico llamada Sol de Medianoche integrada por los músicos Jorge Soto en teclados y Tito Pezoa en guitarra, entre otros, y la solista – Sol Domí­nguez – que proviene del grupo “En Busca del Tiempo Perdido”.

A principios de 1982 firman su primer contrato con la compañí­a discográfica Sello Cardenal, y nace su primera producción musical llamada “Madretierra“, en este CD se encuentran temas de nuestra Violeta Parra, tales como “Casamiento de Negros”, “Mi Abuela Bailó Cirilla”, y otros composiciones creadas por Jorge Soto como “Hermanos”, “Turrón de Amor”, “Madre Tierra”, nombre que se le asigno finalmente a esta producción, y “La Llave”, una creación de la solista del grupo, Sol Domí­nguez.

Este estilo impuesto en nuestro mercado por Sol y Medianoche, en tiempos de mucha restricción con la música de nuestra tierra, y con nuestros artistas, fue rápidamente aceptada por nuestra juventud de aquella época, conquistando desde luego, también a las generaciones mayores.

Las radioemisoras que osaban difundir música chilena, y otras descolgadas de la opresión del momento, hicieron que Sol y Medianoche con esta producción alcanzara los primeros lugares de los rankings.

La televisión también mostró su interés en este innovador estilo, y motivo a los ejecutivos y productores del canal de Televisión de la Universidad de Chile, quienes invitaron a Sol y Medianoche, a formar parte estable del mejor programa de chilenos y para chilenos, “Chilenazo”, conducido por don Jorge Rencoret.

De esa forma, el grupo liderado por Sol Domí­nguez y Jorge Soto, se abrió paso en los escenarios más importantes de nuestro paí­s, recorriendo Chile entero, mostrando su arte y el nuevo estilo de nuestra música.

La compañí­a discográfica Emi Odeón, muy interesada en la proyección de este grupo, terminó por comprar al sello Cardenal todos los derechos de la primera producción, convirtiéndose así­, en artistas de EMI.

El Festival de Viña del Mar quiso tenerlos en el escenario de la Quinta Vergara, gestión que no prosperó por motivos que nunca dieron los organizadores del certamen, toda vez que los honorarios del grupo para ese evento eran los mismos que se manejaban en otros festivales del paí­s.

Durante 1983, en el Galpón de los Leones, doña Maitén Montenegro, propietaria y productora del recinto, incentiva e invita al grupo a que realice su primera producción en vivo, en el que también incluyeron obras de nuestra Violeta Parra, temas como, Arranca Arranca, Corazón Maldito, El Martillo de Ví­ctor Jara, y creaciones de Sol Domí­nguez y Jorge Soto.

Esta nueva producción denominada simplemente Sol y Medianoche, vuelve a tener los mismos resultados del primero, la suerte estaba echada, ya habí­a nacido nuestro Sol y Medianoche, para quedarse, y para siempre.

Este golpe a la cátedra, inspira al grupo, en especial a su solista Sol Domí­nguez, a componer e investigar más profundamente nuestras raí­ces, especialmente con la raza mapuche. Sol se radica por unos meses en el sur de Chile, y convive con una comunidad Mapuche, quienes la aceptan después de varios ritos y consejos, Sol es autorizada espiritualmente, para usar las tradicionales joyas e indumentarias de los Mapuches. De esta forma Sol Domí­nguez, adopta un particular estilo en sus presentaciones, usando toda la indumentaria mapuche, con sus pies descalzos, con su trarilonco y un trapelacucha, los que han sido hasta hoy su indumentaria de actuación.

De esta vivencia con nuestros mapuches, Sol Domí­nguez inspiradí­sima compone su obra que a la postre seria otro éxito, “Alma Mapuche”.

A fines de 1985 sale al mercado la tercera producción “Querida Mamá“, con el mismo resultado de las producciones anteriores.

Esta mezcla de folclore con rock y estilos de sonidos e indumentarias Mapuches, se convertí­a en figura de la música de los jóvenes. Su vocalista y compositora Sol Domí­nguez (aquella mujer de pelo y ojos claros que contradecí­an su vestimenta tí­pica Mapuche, sus pies descalzos y ese apasionado sentimiento por defender la cultura y las tradiciones), junto con su director, compositor y talentoso músico, Jorge Soto, junto al resto de la banda, Nelson Olguí­n y Tito Pezoa, se instalan en el alma de la música rock chilena.

América Paz se llamó la siguiente producción del grupo, (nombre que también lleva la hija de ambos, esta última heredó sin ninguna duda el talento de sus padres, por sus venas corre arte puro, la pasión por cantar y componer, y la sensibilidad y maestrí­a en ejecutar, hoy lidera un nuevo grupo llamado Desterrados). América Paz, ha formado parte de Sol y Medianoche siendo la integrante más joven del grupo. En esta producción se encuentran también obras de nuestra Violeta Parra, y creaciones de sus integrantes.

Entre los años 1985 al 2000, Sol y Medianoche gozaba de una consolidación artí­stica extraordinaria, reconocida por todos los medios de comunicación y prensa, este reconocimiento le significó al grupo presentaciones en la mayorí­a de programas de la televisión, tales como Sábados Gigantes, Festival de la Una, Éxito, Noche de Gigantes entre otros, y variados escenarios, la mayor parte de los festivales regionales, como, Festival de Combarbalá, La Semana Valdiviana, La Feria Internacional de Talca (FITAL), Concepción, Linares, Curico, Temuco, Villarrica, etc. y conciertos a lo largo de todo el territorio nacional, acompañado por cierto, con el mejor sistema de sonido e iluminación del momento, lo que permití­a competir con todos los mega eventos que comenzaron en nuestro paí­s a partir de los años 90, en teatros, locales nocturnos, y en especial en las universidades, estos últimos fueron siempre los más leales a la música de Sol y Medianoche.

En agosto el presente año 2007, la compañí­a discográfica decide la reedición del catálogo EMI, en el cual recopilan los mayores éxitos de la carrera del grupo, canciones de Violeta Parra y Ví­ctor Jara, como “Casamiento de Negros”, “La Cocinerita”, “El Martillo”, “Alma Mapuche”, “Canto de Esperanza”” y “La Llave”, además de composiciones de Jorge Soto y de Sol Domí­nguez, que EMI denominan “33-º30-´ Latitud Sur”., que fue uno de las producciones más caracterí­sticas del grupo, grabada en los 80, y que hoy vuelve al mercado nacional. Esta colección se denomina “Bicentenario”.

Fuente: http://www.solymedianoche.cl

One thought on “Biografí­a Sol y Medianoche

  1. encuentro fantastico tener una enciclopedia del rock ochentera como sol y medianoche notable,simplemente se merecen un aplauso de un estadio lleno total…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *