Biografí­a Cuncumén

Cuncumén

CUNCUMÉN es un conjunto de proyección folklórica dedicado a la recopilación, estudio y difusión de los cantos y danzas de la región central de Chile. En la proyección de los cantos y danzas de la tradición, conserva el fondo, pero modela la forma, dando paso así­ a la creación y, al mismo tiempo, respetando la raí­z.

Nace en febrero de 1955, a partir de los cursos de folklore de la Escuela de Temporada de la Universidad de Chile, dirigidos por Margot Loyola.

Desde sus inicios, han integrado “Cuncumén” intérpretes y compositores que entregaron lo mejor de su sensibilidad artí­stica, destacándose entre ellos, Rolando Alarcón y Victor Jara, figuras que trascienden en la historia musical del paí­s.

La historia del Conjunto es posible resumirla en tres etapas:

1955 a 1973, “El tiempo del Inicio y la Consagración”.

Presentaciones, audiciones radiales, grabaciones discográficas (nueve LP), giras nacionales e internacionales, jornadas de difusión y extensión, jalonan la primera etapa del Conjunto.

1973 a 1992, “Los tiempos de la Ausencia”.

Por razones de fuerza mayor, algunos de sus integrantes se radican en Europa, donde promueven una hermosa labor de chilenidad, conservando muy en alto el amor a la tierra lejana y a sus raí­ces. Se destaca en este aspecto Mariela Ferreira Sepúlveda; bajo su dirección el Conjunto toma el nombre de “Taller Cuncumén”; realizando dos producciones: “El Folklore Chileno” y “Por lo que Vivo”, grabados en Suecia y editados en Chile por el Sello Alerce.

Durante esta etapa la presencia del Conjunto se hace sentir en el ámbito nacional gracias a los numerosos conjuntos de proyección folklórica que siguen directa o indirectamente su escuela interpretativa.

Las grabaciones discográficas, realizadas para Emiodeón bajo la dirección de Rubén Nouzuelles, transmitidas frecuentemente por las radioemisoras chilenas, son una verdadera antologí­a del cancionero popular y tradicional del paí­s. Los integrantes que permanecen en Chile participan además, en entidades o grupos afines del quehacer folklórico.

1993 a 1999, “Los tiempos del Reencuentro”.

Antiguos integrantes vuelven a reunirse, se suman nuevos y jóvenes elementos y se retoma el nombre “Cuncumén”.

En esta etapa se revitaliza la acogida del Sello Alerce. Es necesario destacar que desde sus inicios, el grupo ya habí­a recibido el estimulante apoyo de Ricardo Garcí­a, fundador del sello, a través de sus programas radiales, entre los que cuenta el escuchado Discomaní­a.

Las dos últimas producciones que el Conjunto Cuncumén ha realizado para el Sello Alerce, “Cosechando en el Tiempo” grabado en 1996, y su más reciente trabajo “Por qué Cantamos”, significan el reencuentro con las raí­ces que unen al pueblo chileno, con más de cuatro décadas de historia.

Cuncumén ya está inserto en la historia musical chilena con su estilo particular en la interpretación del folklore como expresión de vida y sentimiento.

El repertorio del Conjunto Cuncumén se puede clasificar de la siguiente forma:

* Cantos y danzas tradicionales (fundamentalmente de la zona central).

* Canto de raí­z folklórica, cuyos textos son de poetas latinoamericanos como Neruda, Gabriela Mistral, Mario Benedetti, Juvencio Valle, etc.

TIPOS DE PROGRAMAS

1. Recitales

Sólo Canto: Canto tradicional y de raí­z folklórica. En este tipo de recitales Cuncumén presenta solos, dúos, cuartetos, sextetos y todo el conjunto.

Canto y poesí­a: Programa con la participación del actor Mario Lorca.

2. Recital de canto y danzas de la zona central.

3. Charlas ilustradas dirigidas fundamentalmente a escuelas y centros culturales.

4. “Cantos del Recuerdo”

Canciones, valses, polkas, mazurcas, etc. Programa dirigido fundamentalmente a los centros para el Adulto Mayor y donde se hace participar activamente al público.

Instrumentos que Cuncumén utiliza: guitarra, arpa, piano, acordeón, rabel, charango, tiple y percusión.

Recientemente Cuncumén ha lanzado, bajo etiqueta Alerce “El Canto del Agua”, producción discográfica que fue nominada a un premio APES como mejor disco folklórico de 2002.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *